7.

El simple hecho de mirar hacia atrás, sólo un par de meses, hace que me ponga cursi o melancólica o lo que quiera que sea esto. Me siento muy agradecida de haber encontrado a alguien que me complementa. Alguien que ocupa cada hueco vacío y roto que hay en mí. Alguien que saca lo mejor de mí y además lo potencia. Cada vez que le miro es como si me estuviese diciendo “te quiero”, o simplemente, cada vez que me mira me conmueve. Sacude mi mundo de la mejor manera posible, me hace pensar, y me hace ser mejor persona. No sé. Supongo que son las consecuencias de un amor no-esperado a la par que indescriptible. Que a cada día avanzas y no encuentras mejor manera de hacerlo que a su lado. Me acuerdo cuando me decían “este dolor se va a ir, vas a ser feliz porque lo mereces”. Oídos sordos a algo que tomaba por inalcanzable, me rendí. Y justo ahí fue cuando apareció. No sé cómo lo hizo pero le debo mucho más de lo que cree. Ver mejorías por el “simple hecho” de pasar tus días con alguien, es de locos. Y realmente estoy loca por él. Hace que mientras piense en él, me vaya el corazón más rápido, que sonría más rápido. Adoro ver cómo se acerca a mí y empezar a notar esos temblores internos acompañados de la risa tonta, o como me agarra por la cintura, me besa y sonríe. No lo sé. Sentir cada día que te enamoras un poquito más es algo único. Encontrar a la persona que consiga enamorarte cada día un poquito más, es mejor. Ya sabes, te quiero.


Nina Dobrev photographed by Jake Bailey in 2009.

(Fuente: ninadobrevadaily)


dreamofskins:

follow for more skins

(Fuente: luke-castellans)


We have come so far.

(Fuente: comeonpouty)